Comunicado de IDA i Cel Fosc sobre el Premio Nobel de Física 2014

El Comité Nobel anunció el pasado 7 de octubre que los galardonados con el Premio Nobel de Física 2014 son tres físicos japoneses por el invento de una nueva y revolucionaria tecnología para producir luz artificial. Isamu Akasaki, Hiroshi Amano y Shuji Nakamura fueron galardonados por “la invención de diodos emisores de luz azul muy eficientes, que han permitido la creación de fuentes de luz blanca brillante con bajo consumo de energía”.

Su trabajo desde hace más de 20 años sobre los fundamentos de los diodos emisores de luz (LED por sus siglas en inglés) fueron cruciales para la producción de los primeros LED “blancos”. Estos LED eficientes están reemplazando a las tecnologías de iluminación convencional.

La Oficina Nacional para la Iluminación del Departamento de Energía de Estados Unidos estimó recientemente que los sistemas de iluminación basados en LED blancos alcanzarán el 74% de las ventas del sector en 2030, reduciendo la demanda de electricidad para iluminación a cerca del 50% en los siguientes dos decenios. En su nota de prensa anunciando el Premio, el Comité Nobel señaló que “mientras las lámparas incandescentes alumbraron el siglo XX, el siglo XXI será iluminado por lámparas LED”.

Cel Fosc, Asociación contra la Contaminación Lumínica, junto con la International Dark-Sky Association (IDA) aplaudimos el Premio Nobel de Física de este año y queremos aprovechar la ocasión para solicitar el uso responsable de la iluminación con LEDs, en particular por la noche. La eficiencia energética de las luminarias LED está promoviendo el uso de cantidades excesivas de luz. A lo largo de la historia hemos asistido repetidas veces al hecho de que cuando se encuentra una mejora en la eficiencia de la tecnología de iluminación, esta ventaja se usa para aumentar lacantidad de luz en las calles, no para ahorrar energía.“

Está claro que las luminarias LED han llegado para quedarse” comenta Scott Kardel, Director Ejecutivo de la IDA “La clave es si tendremos la inteligencia para aplicar esta nueva tecnología sin cometer excesos. Si iluminamos adecuadamente podemos usar los LEDs para ahorrar energía, mejorar la visibilidad nocturna y disminuir los niveles de contaminación lumínica.”

Otra cuestión a tener en cuenta cuando se utilizan los LEDs de noche son los niveles de luz con exceso de color azul que emiten estas lámparas. Se ha demostrado que la exposición nocturna a la luz azul tiene efectos negativos en el medio ambiente y afecta también a la salud en humanos. Además se ha comprobado que la luz más azulada compromete la visión nocturna, especialmente en las personas mayores.

Por último, queremos señalar que la luz azul se esparce en la atmósfera más que la luz amarilla o roja. Debido a ésto la iluminación con LEDs blancos produce un mayor aumento del brillo del cielo nocturno que los sistemas con las lámparas de descarga que usan Vapor de Sodio. Cel Fosc y la IDA hace años que venimos advirtiendo de éste y otros efectos.

Recomendamos que los sistemas de alumbrado basados en LEDs blancos tengan una temperatura de color no superior a 3.000K. Esta luz más cálida contiene menos color azul manteniendo unos buenos índices de reproducción cromática. En lugares con un valor ecológico especial recomendamos el uso de LEDs ámbar que no contienen la luz que más afecta a los ecosistemas sensibles.

Las afecciones negativas del uso de luz artificial nocturna en ecosistemas, sociedades e individuos, pueden minimizarse si se atenúa o se apagan completamente las farolas cuando no son necesarias así como limitando la iluminación a los espacios donde es necesaria, y en las intensidades apropiadas.

Precisamente las luminarias basadas en tecnología LED tienen la gran ventaja sobre las tradicionales lámparas de descarga de permitir su regulación completa de manera instantánea.

Muchas ciudades en todo el mundo están actualizando sus sistemas de alumbrado a la nueva tecnología LED, en un esfuerzo por ahorrar energía y dinero público. Esos ahorros pueden maximizarse si se asegura que las calles se iluminan con los niveles adecuados y se aprovecha toda la potencia de regulación que permite esta nueva tecnología.

Queremos felicitar a los científicos japoneses por el reconocimiento a su trabajo que supone la obtención del Premio Nobel de Física 2014, al mismo tiempo es importante hacer un llamamiento a particulares, administraciones y empresas para que el avance tecnológico que se deriva de esas investigaciones se aplique con inteligencia y con respeto a los ecosistemas nocturnos y a los individuos que conformamos esta sociedad. Que los avances técnicos derivados de la Ciencia sirvan para vivir mejor, en el más amplio sentido del término.

Cel Fosc, Asociación contra la Contaminación Lumínica. (www.celfosc.org)
International Dark Sky Association (www.darksky.org)
Octubre de 2014

Aquesta entrada s'ha publicat dins de Sense categoria i etiquetada amb . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 14 11 ?